Football

“Hace seis años pensaba en retirarme y no dedicarme al fútbol sala”

“Hace seis años pensaba en retirarme y no dedicarme al fútbol sala”

El esfuerzo y el sacrificio son imprescindibles en el mundo del deporte. De hecho, estos dos pilares, unidos a una pizca de suerte, son fundamentales para que los profesionales dedicados a sus respectivas disciplinas puedan crecer, aunque no significa que, en el día de mañana, sea su trabajo definitivo. Tanto es así que no son pocos los deportistas que tienen que alternar el practicar su deporte con otro tipo de labores para conseguir un sueldo digno a closing de mes. Aun así, hay muchos que renuncian a cuadrar este tipo de actividades con el fin de conseguir una estabilidad en su vida private.

Incidiendo en esta misma problemática, hay deportistas que son obligados a dejar de practicar su disciplina por no tener futuro dentro de este ámbito o, incluso, por la imposibilidad de cuadrar horarios con su trabajo estable. De hecho, esto mismo le pasó a un Jesús Rodríguez que estuvo a punto de dejar el fútbol sala antes de dar un paso muy grande en su carrera deportiva. El precise jugador del Córdoba Patrimonio de la Humanidad practica este deporte desde los siete u ocho años y poco a poco ha ido pasando por todos los escalones de este deporte a nivel nacional hasta que, cuando menos se lo esperaba, le llegó una oportunidad de oro para jugar en la Liga Nacional de Fútbol Sala.

El futbolista cordobés comenzó a despuntar en el fútbol sala vistiendo la camiseta del Apademar y, tras defender los escudos del Aquasierra Villafranca y CD Ategua FS, llegó a lo que actualmente es el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, aunque, en aquel momento, estaba disputando la Segunda División B. Aun así, la entrada del patrocinio del Córdoba CF despegó esta disciplina en territorio capitalino, con la opción de que el cuadro blanquiverde consiguiese estar presente en Segunda División. Tras ello y después de un ascenso, Jesús Rodríguez es el capitán de un equipo que se ha consolidado en la máxima categoría de este deporte a nivel nacional.

PREGUNTA. Nos encontramos en un escenario idóneo para los amantes del fútbol sala, sobre todo por lo que ha pasado en estos tres últimos años y con lo que puede pasar en la presente temporada.

RESPUESTA. Al closing es el polideportivo más significativo de Córdoba y que cada fin de semana o cada 15 días podamos disfrutar de equipos de primer nivel, contándonos a nosotros mismos aquí en Vista Alegre y que la gente vaya aficionándose a este deporte… Para Córdoba es un orgullo disfrutar cada fin de semana de un Vista Alegre lleno. Intentaremos que este año se llene. Al closing la cifra de abonados va subiendo un poco más, la gente va cogiendo confianza con nosotros y se va abonando. Qué mejor que Vista Alegre para disfrutar del fútbol sala.

El fútbol sala es mucho más atractivo que el fútbol as soon as

P. Antes de entrar y valorar un poco la actualidad, ¿cómo empezaste en el fútbol sala?

R. Siempre empiezas a jugar en el colegio con tus amigos de chico. Yo empecé de portero, estuve dos años de portero y al closing hubo un entrenador que se llamaba Juan Criado que llevaba la escuela del colegio, me puso a jugar y me llevó al Apademar. Al closing estuve en todas las categorías inferiores del Apademar hasta juvenil, que me fui a Villafranca. Una vez estaba en el juvenil del Apademar ya jugaba con el equipo senior y tuve mi primera lesión de menisco. A partir de ahí fui a Villafranca y después estuve cuatro años en Castro del Río, en el equipo Ategua. De ahí me vine a Córdoba tras muchos viajes a pueblos, lluvias, carretera… Empezamos en Minuto 90 y mira cómo hemos acabado, en Primera División. Llevo muchos años en esto. Eché cuentas no hace mucho y desde los siete u ocho añitos dedicándome a esto, por lo que casi 22 años. He tenido opciones de jugar al fútbol as soon as en equipos como el Don Bosco, pero nunca me ha llamado la atención. A día de hoy no me llama la atención ver un partido de fútbol en la televisión. Un partido muy importante tiene que ser para verlo con los amigos, pero de regular no le echo muchas cuentas.

P. ¿Qué tiene de especial el fútbol sala que no tiene el fútbol as soon as?

R. Cada uno tiene su opinión, pero para mí el fútbol sala es mucho más atractivo. No hay un segundo en el que no esté pasando algo. En un partido de fútbol, cuando el equipo va ganando 2-0, el partido se tranquiliza, mucha posesión de balón… Aquí en el fútbol sala hemos vivido partidos de que vas ganando 2-0 y que te remonten o al revés. En el fútbol sala nunca deja de pasar cosas, los cambios son volantes, todo el mundo participa… Es mucho más atractivo para el público.

P. En Córdoba se empezó a dar cuenta la afición de lo que period el fútbol sala gracias al ascenso a Segunda División del Córdoba Futsal -ahora denominado Córdoba Patrimonio de la Humanidad- y de su patrocinio con el Córdoba CF, el cual hizo bastante.

R. Al closing en Córdoba lo que tira es el fútbol. Al asociarnos con el Córdoba CF pues la gente empezó a conocer el fútbol sala en Córdoba y a saber que se disfruta. Este es un equipo que ilusiona y para Córdoba es importante que, además del fútbol, haya otras disciplinas en el que la gente esté dispuesta a participar con ello y que sea otro tipo de deporte que no solo sea fútbol como el Córdoba CF, que en este año va muy bien. Nosotros queremos eso, hacer ver a la afición que nosotros también podemos ilusionar a la gente, hacer cosas bonitas y creo que lo hemos demostrado.

P. Volviendo al apartado private, has hecho hincapié anteriormente en la primera lesión en el menisco. En la actualidad, ya has tenido siete operaciones de rodillas. Un hándicap importante.

R. El deporte tiene sus execs y sus contras. La lesión es un contra del deporte. Con siete operaciones pues ya me cuido o no puedo seguir jugando. Hay mucha gente que con una lesión de rodilla o tobillo deja de jugar porque no coge confianza o no juega por miedo a otra lesión. Yo para eso he sido siempre muy cabezota. Al closing hay que trabajar cada día. Si entrenas a una hora, venir 30 minutos antes para hacer trabajo preventivo. Al closing es cuidarte y hacer como en otro trabajo cualquiera. En un trabajo no puedes llegar con la hora justa sin preparar nada. Al closing aquí tienes que tener tu rutina e intentar hacerlo lo mejor posible. Siempre hay alguna posibilidad de lesionarte, eso es tontería, pero es verdad que mi objetivo este año period no lesionarme. Es verdad que me he tirado una racha de tres años sin lesión, pero el año pasado volví a recaer de una lesión de rodilla y no quiero pasar más por eso. Todo lo que esté en mi mano para que no vuelva a ocurrir, lo pondré.

Nosotros también podemos ilusionar a la gente

P. La primera lesión de rodilla será muy distinta a la última. ¿Qué sensación te dejó este último contratiempo?

R. Te da mucha rabia porque suele pasar cuando te encuentras en el mejor momento, cuando estas disputando muchos minutos, siendo importante… Da mucha rabia, pero cuando tienes la confianza del entrenador, del membership, de tus compañeros que te animan a seguir, te animan a que te recuperes… Tienes que autoconvencerte de que es una piedra más en el camino que tienes que superar y si quieres seguir disfrutando de esto, pues tienes que luchar.

P. ¿Quién ha sido tu pilar más importante para recuperarte de esta lesión?

R. En esta última, mi mujer y mi niño. Al closing, esto no deja de ser un sustento para mi familia. Si yo estoy mal, ellos me ven mal a mí y perjudicas en casa. En normal, toda mi familia y mis amigos han estado apoyándome, te animan a que sigas disfrutando de este deporte y al closing lo haces por ellos porque es un sustento. Cuando vienes a Vista Alegre y ves la cara de tu niño o de tu familia en la grada y disfrutando, pues eso te anima mucho más.

P. Este trabajo es un sustento para tu familia, pero es cierto que es muy difícil vivir del fútbol sala aquí en España. ¿Cómo has podido vivir en la época que no estabas en Primera División?

R. Es mucho sacrificio. Esto parece que es venir a entrenar, te vas a tu casa y no haces nada más. En los dos años de Segunda División antes de subir a Primera División pues he estado trabajando ocho horas mañana y tarde y a las 21:00 venía a entrenar hasta las 23:00. Vuelta a casa y dormir. Es muy sacrificado. Si quieres vivir de esto, al closing tienes que dedicarle mucho trabajo. No es tan fácil como la gente pueda llegar a ver. A día de hoy sí que es un trabajo que estás en lo que te gusta, pero es muy sacrificado. Entrenas mañana y tarde tres horas en cada sesión y estas fuera de tu casa. Los fines de semana cuando te pegue hacer un viaje a Galicia, estás cuatro días fuera de tu casa. Es un sacrificio. Ahora estamos más cómodos, pero han habido años en los que period trabajo y entrenamiento. Llega un momento en el que tienes que estar muy bien preparado psicológicamente para eso porque no es fácil.

P. Dentro del fútbol sala, ahora mismo sois unos privilegiados porque estáis en una categoría profesional.

R. Dedicarte a lo que te gusta y que sea tu trabajo es un privilegio. Toda persona a la que le guste el deporte, se pudiese dedicar a ello, sería un privilegio. Hace seis años yo pensaba en retirarme, en dejar de jugar y dedicarme a mi trabajo. Surgió la posibilidad de subir a Segunda División y, hombre, para mí es un privilegio. No me pensaba dedicar únicamente a esto y tener un sueldo del fútbol sala. Al closing se consiguió y esperemos que dure unos pocos de años más.

Con siete operaciones de rodilla o me cuido o no puedo seguir jugando

P. Cuando llegó esa noticia de que ascendíais de la mano del Córdoba CF a Segunda División, ¿os dio vértigo?

R. Sí y no. El equipo period un grupo de amigos muy completo a la hora de ser equipo. No period un grupo de amigos que quedaba para jugar una pachanga, period un grupo de amigos que llevaba toda una vida dedicándose a esto en equipos semiprofesionales. Al closing no te lo crees, esperas a ver que tal, a ver cómo se da, pero con esa ilusión sabes que el año iba a ir bien y así se demostró. En el primer año a punto estuvimos de meternos en play off y con el segundo, cuando nos metimos en el play off, sabíamos que íbamos a ascender sí o sí.

P. ¿Cómo os sentó el perder ese partido contra UMA Antequera que os dejó fuera del play off en ese primer año en Segunda División?

R. Lo notas como un fracaso porque encima te lo jugabas aquí en Vista Alegre con las gradas a reventar. Al closing pones en la balanza que period el primer año en Segunda División y te queda la cosita esa, pero es que empiezas el año siguiente con más ganas, sabiendo que si el primer año estuvimos a punto de conseguirlo, por qué no vamos a conseguirlo este.

P. Llegó la segunda temporada, os metisteis en el play off y una vez que entráis, has dicho que teníais claro que ibais a ascender, pero no period fácil.

R. Ponías en una balanza los equipos que te podían tocar en la promoción y cuando fue el Betis ya sabíamos que íbamos a jugar la eliminatoria para disfrutar. El partido en Vista Alegre rozamos la victoria y después de este resultado ya fuimos a San Pablo a disfrutar. Sabíamos que la gente nos iba a acompañar y que fuese lo que tenga que ser. Ahí demostramos que podíamos ganar a cualquiera, igual que el año pasado cuando hemos competido a equipos grandes. Cuando ganas ese partido del play off te vienes arriba y ya sabías que íbamos a ganar seguro.

P. El segundo partido cuando llegasteis a los penaltis, ¿cómo lo vivisteis?

R. Fue muy rara la sensación. En el partido, todavía con el empate, sufrimos mucho. Betis tenía un equipazo y sufrimos mucho para llegar a los penaltis. Hubo una imagen donde nos reunimos todos para hablar de los penaltis, mirabas el grupo y estaba todo el mundo riéndose. Todo el mundo de cachondeo. Con la tranquilidad que mostraba la gente sabías que podías perder o ganar porque puedes fallar, pero veías a la gente muy confiada y eso te daba mucha confianza. Yo no iba a tirar en principio, pero el equipo transmitía mucha confianza de poder pasar.

El ascenso a Primera es el mejor momento de mi vida futbolística

P. Una vez que pasáis, ganáis al Mengíbar en Vista Alegre y tenéis dos oportunidades en territorio jienense para ascender.

R. Me acuerdo que en el fondo pusieron gradas supletorias y period todo nuestro. Me acuerdo que en la primera parte atacamos en esa portería, le di el pase del primer gol a David Leal y la grada se iba a caer. Íbamos con el miedo de a ver si pasaba como al contrario de que si perdíamos el primero allí y se iba a poner todo cuesta arriba, pero supimos sufrir y mantener el resultado. Para mí, el ascenso es el mejor momento de mi vida futbolística sin duda.

P. Un ascenso con toda la plantilla llena de jugadores cordobeses. Un sueño para todos los amantes del fútbol sala en Córdoba.

R. Sí, claro. Conseguir lo que sea con el equipo de tu ciudad y encima si es un ascenso a Primera División… Yo no me esperaba estar en Las Tendillas celebrando un ascenso y llena de gente para vernos a nosotros. Es un orgullo enorme. Ver a tus amigos, familiares o conocidos. Ver como celebran un ascenso contigo… Es increíble.

P. Y a Paquito.

R. Y ver a Paquito hacer su present, sí (risas).

P. Incidiendo en el tema de los cordobeses en la plantilla, mucha gente piensa que esa filosofía del membership con respecto a jugadores de la tierra se está perdiendo. ¿Qué opinas sobre esta reflexión?

R. Al closing para mejorar el equipo hay que cambiar cosas. Es una decisión de arriba, del entrenador y del presidente. Hay muchos jugadores cordobeses en el extranjero o en varios equipos de la Liga Nacional de Fútbol Sala que podrían venir aquí, pero, como cube José García Román (presidente de la entidad), este membership es humilde. El salario de esos jugadores, hoy por hoy, no se los puede permitir el membership. Que en un futuro haya tres o cuatro cordobeses ya con experiencia aquí, puede ser, ¿por qué no? El membership y la ciudad se están consolidando en la categoría con el apoyo de instituciones, pero hoy por hoy nos gustaría que, en vez de que fuesen tres, que sean cinco o seis cordobeses en plantilla, pero a día de hoy lo veo difícil. Los que estemos, ojalá podamos estar más años. Después, el tema de la cantera viene fuerte. Este año en Segunda B el filial puede hacer un buen año. Los chavales tienen muchas ganas y se ha visto en la pretemporada que han hecho con nosotros. Es verdad que todos en normal, pero hay tres o cuatro chavales tremendous comprometidos, con mucha ilusión y cada vez que vienen a entrenar con nosotros son uno más.

Tenemos que intentar que Córdoba disfrute de otras cosas y no de una permanencia

P. Hemos hablado de que esa filosofía de cordobeses se está perdiendo, pero hay que recalcar que ese grupo que ascendió a Primera División, prácticamente en su mayoría, consiguió la primera salvación, aunque la Covid-19 jugase un papel protagonista.

R. Eso va a quedar ahí. Lo que está hecho, hecho está. Todos fuimos partícipes a la hora de mantener la categoría. No entramos en descenso durante todo el año antes de la irrupción de la Covid-19 y conseguir eso en nuestro primer año en Primera División es muy difícil. Es verdad que es un orgullo y eso no se va a olvidar.

P. La segunda temporada, con la Covid-19 también presente, conseguisteis una nueva salvación, esta vez en La Salobreja ante el Jaén Paraíso Inside.

R. Fue muy especial en un año muy raro. Había veces que jugabas dos veces seguidas y después te tirabas tres sin jugar por la Covid-19. Fue un año complicado. Al closing, la experiencia la pagas. Teníamos muchos partidos para no jugárnosla en ese último partido ante Jaén fuera de casa, pero supimos reponernos. Fuimos allí con todo. Period muy difícil, pero se demostró que teníamos ganas de seguir en Primera División y nos fuimos al descanso ganando dos o tres a cero. Sufrimos un poco con otros resultados para saber si podíamos empatar, pero nosotros teníamos que ir a ganar y así lo hicimos.

P. ¿Ese partido fue un punto de inflexión para la siguiente temporada?

R. Sí, claro. Al closing, igual que el membership se va consolidando, nosotros tenemos que dar un paso al frente y demostrar que, siempre está el primer objetivo de la permanencia, poco a poco tenemos que ir mirando para arriba, con los pies en el suelo, nunca creerte más que nadie ni más que nada, pero tenemos que intentar que Córdoba disfrute de otras cosas y que no solo sea la permanencia. Siempre es el objetivo, pero tenemos que dar un paso al frente todos y no venir a ver qué puede pasar. El equipo que venga, que sepa la gente que va a haber un Córdoba que sale a ganar.

P. El objetivo prioritario es la salvación, pero, por tus palabras, ya estáis mirando otras metas a pesar de la primera derrota ante Noia.

R. Sí. Tenemos que ir partido a partido. Ya se ha demostrado que cualquier equipo puede ganar a cualquiera. Esta es una Liga que es muy igualada. Exceptuando al Barcelona que está en un peldaño más arriba, todos los equipos se van a pelear los unos con los otros y todos pueden ganar a cualquiera. El otro día, nosotros queríamos ganar, pero es verdad que en los torneos nos entraba todo y el otro día tuvimos dos o tres contragolpes para ponernos por delante, mientras que ellos cuando llegaban, nos machacaban. Al closing en esta Liga si perdonas, cualquier equipo te puede ganar y así se demostró el sábado. Nos condenaron esos errores que tuvimos, pero aún queda mucho. Hay que mandar tranquilidad a la gente porque existe cierto pesimismo por perder ante el Noia, un recién ascendido, aunque pienso que ese equipo va a dar guerra este año y no creo que sufra mucho por el descenso. Aún queda mucha Liga y vamos a dar mucha guerra.

El fútbol césped tira mucho más en Córdoba que el fútbol sala

P. ¿Cómo ves el grupo después de esta primera derrota?

R. Bien. Después del partido estábamos muy jodidos. Una vez entramos al vestuario tras la derrota, las caras lo decían todo. Tenemos que estar ahí los capitanes y el cuerpo técnico. De hecho ayer tuvimos ya una charla, y estamos contentos con el partido porque no fue una falta de trabajo o actitud. Fue un partido que puedes ganar o perder y esto es el deporte. La verdad que tenemos mucha ilusión y con muchas ganas estamos preparando ya el próximo partido ante el Barcelona. Sabemos que ahí es muy difícil puntuar, pero como hemos demostrado que podemos ganarle a cualquiera, pues estamos preparando ya el partido con muchas ganas y sabiendo que aquí en Vista Alegre no se pueden perder más puntos.

P. Hablando nuevamente del fútbol sala cordobés, en esta campaña de abonos del Córdoba Patrimonio de la Humanidad se esperaba que la afición diese un paso al frente y los números no han sido muy positivos, a pesar de que, en este último tramo, se han acercado a los 1.000 socios. ¿Por qué esta respuesta?

R. El tema del fútbol nos perjudica. Cuando el fútbol va bien, a nosotros nos perjudica y cuando el fútbol ha estado mal, a nosotros nos ha beneficiado. Es así. Al closing, el fútbol as soon as tira mucho más en Córdoba que el fútbol sala, como es lógico. Las familias piensan que sacar un abono del fútbol y otro para el fútbol sala pues al closing en un mes es mucho poder económico. Por eso en este mes de septiembre ha habido aumentando porque se ha podido alargando un poco más la campaña. Yo creo que, poco a poco, la gente se animará. Nosotros queríamos el sábado hacer un buen partido para enganchar más a la gente con una victoria, pero no pudo ser. Yo creo que, a lo largo del año, la gente va a responder y aunque no sea con abonos, lo harán con entradas porque el otro día Vista Alegre mostró una gran entrada y espero que todos los días que juguemos en Vista Alegre haya esa entrada.

P. ¿Crees que eso cambiará en el futuro? ¿Volverá a enganchar el fútbol sala en Córdoba independientemente de lo que haga el Córdoba CF?

R. Yo creo que sí. La gente cuando viene aquí disfruta y este año va a ser más claro. Si conseguimos a lo mejor algo más grande como entrar en play off, en la closing 4 de la Copa del Rey o en la Copa de España eso va a animar y van a hacer un esfuerzo para compaginar el ir al fútbol con también venir a Vista Alegre a ver el fútbol sala. Cuando se vaya consolidando más el proyecto y cuando vea la gente que aquí se pueden conseguir cosas bonitas, yo creo que sí se harán un esfuerzo para compaginar una cosa con la otra y veremos un Vista Alegre no con 3.000 abonados, pero sí que con unos 2.000.

P. Viéndolo con perspectiva, el membership tan solo tiene ocho o nueve años de vida. No tiene más.

R. Llevamos tan solo cuatro años en Primera División y tan solo siete u ocho años de proyecto. Tampoco podemos esperar que de un año para otro esté Vista Alegre con 2.000 abonados. Es muy difícil. Al closing tienes que convencer a la gente de que cuando venga va a disfrutar, aunque ya lo sabe porque, ganemos o perdamos, lo damos todo. Es verdad que aún es pronto. Al closing, cuando pasen unos añitos y el membership esté consolidado más aún en Primera División, la gente se animará al proyecto.

Los jugadores salían de Córdoba porque antes aquí no había futbol sala para dedicarte a esto

P. También es verdad que en estos cuatro años en Primera División, el membership se ha consolidado en cuanto a la estructura se refiere con las categorías inferiores y el filial en Segunda División B.

R. Al closing también es importante. Este año se ha hecho una plantilla más corta que en comparación con el año pasado para dar oportunidades a los chavales. La semana pasada faltó Álex Viana y jugadores como Rafalillo pueden entrar. Pueden contar o no con minutos, pero si están en el banquillo es por algo. Además, los chavales están muy ilusionados como Rafalillo, Álex Bernal… todos en normal. Te ayudan todos en los entrenamientos y te hacen mejorar como tú a ellos. Desde la directiva se están haciendo las cosas muy bien ya no solo con el filial, sino que también en las categorías inferiores, creando una estructura muy bien hecha con los entrenadores.

P. Es producto de la casa, pero también se ha fichado este mercado a jugadores extranjeros como Pulinho, Osamanmusa o Lucas Bolo. Pueden dar un nuevo paso al frente con respecto al año pasado.

R. Sí, claro. El más experimentado puede ser Lucas Bolo, pero para mí Osamanmusa es un jugadorazo. El tema del idioma limita ahora mismo un poco, pero cuando vaya pasando el tiempo y se adapte, va a ser un jugador muy importante. Pulinho ya ha demostrado lo que es en la pretemporada. Un jugador muy eléctrico, uno contra uno increíble y Bolo va a dar mucha experiencia y saber estar en momentos importantes de los partidos. El equipo se ha reforzado bien, se han hecho las cosas bien desde la directiva y yo creo que todo lo que se firme tiene que ser para mejorar y seguir haciendo las cosas bien y yo creo que este año, por ahora, se ha hecho bien.

P. ¿Hacía dónde crees que va la dirección del crecimiento del membership en los próximos años?

R. El objetivo es ese. Cada año se firman jugadores, se mueve el membership para mejorar todo lo que haya y para conseguir metas superiores a una salvación. Llegará un momento donde el equipo estará consolidado en la parte alta de la tabla y mirará a zonas más altas y no tanto a la permanencia.

P. Imagino también con el objetivo de que no haya tanta fuga de talento en Córdoba dentro del fútbol sala.

R. Sí. Antes los jugadores salían de Córdoba porque aquí no había fútbol sala para dedicarte a esto. Ahora que lo hay, el membership está haciendo bien las cosas, ofreciendo contratos que le permiten poder soñar con debutar en el primer equipo y estos chavales saben que pueden debutar en Primera División en un equipo consolidado, pues eso les hará pensar si salir o no de la ciudad.

Hay mucha afición al fútbol sala en España y en redes sociales se demuestra

P. Otro equipo que está haciendo las cosas bien es el Bujalance. El fútbol sala en la provincia también había decaído un poco, pero este membership está demostrando que también se pueden hacer las cosas bien.

R. Ahora han firmado a Isi, jugador con mucha experiencia. Tienen la mitad del equipo que consiguió el ascenso a Primera División con el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Están haciendo las cosas bien y al closing es bueno que en la provincia haya fútbol sala de nivel. La gente está dispuesta a irse a un pueblo para disfrutar del fútbol sala. Es importante para Córdoba.

P. Hablando un poco del fútbol sala a nivel nacional, la cadena de televisión GOL ha dejado de emitir el partido de fútbol sala en abierto de cada jornada. ¿Se ha estancado el crecimiento de este deporte en el panorama español?

R. Yo espero que sí, no sé si será así. Hay mucha afición al fútbol sala en España y en redes sociales se demuestra cuando hay un partido de la selección o a nivel femenino. Que GOL deje de emitir los partidos es una pérdida para el fútbol sala, pero espero que otra cadena u otra televisión se anime a emitirlo porque eso da mucho a los equipos y a las ciudades. Al closing es vida para el fútbol sala.

P. Otro tema recurrente es que si merece o no el fútbol sala ser deporte olímpico.

R. Yo creo que llegará el momento de que el fútbol sala será deporte olímpico. Hay muchísimos deportes con menos afición o con menos vistosidad que llevan siendo olímpicos muchos años. ¿Por qué no el fútbol sala que lleva muchos años de vida, con mucha afición y con mucho seguimiento de la prensa? ¿Por qué no puede ser olímpico? Ahí imagino que entrarán temas de despachos en los cuales nosotros no podemos entrar, pero creo que al closing llegará el momento de que lo sea porque le dará mucho a los Juegos Olímpicos.

P. Una pregunta recurrente en mis entrevistas para terminar, ¿dónde te ves dentro de cinco años?

R. Esta dinámica la hicimos cuando fuimos al torneo de Madrid. La hice con Ismael y le dije que dentro de cinco años aquí, porque no creo que salga fuera debido a que mi mujer está embarazada de nuevo y me va a costar mucho moverme con mi familia a otro lado, por lo que tiene que ser un poder adquisitivo muy alto el que me ofrezcan. Espero estar bien y que mi familia lo esté también en cuanto a salud se refiere y poder tener un trabajo estable para poder mantener a mi familia. Yo con eso sería feliz. ¿Si puedo seguir dedicándome a esto? Pues mejor, pero yo quiero tener mi vida organizada, sabiendo que tengo mi trabajo, que a mi familia no le falte de nada y que no tengamos problemas de salud, que es lo más importante.

Llegará el momento de que el fútbol sala será deporte olímpico

#Hace #seis #años #pensaba #retirarme #dedicarme #fútbol #sala

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button